Odontopediatría

Especialistas en pequeñas grandes sonrisas

En Branz pensamos que la sonrisa de un padre debe ser el reflejo de la de su hijo. Por ello somos un centro especializado en garantizar la sonrisa de los más pequeños de la casa… desde el mismo momento que cruzan nuestra puerta. Y lo logramos pensando como ellos y haciendo que visitarnos se convierta en un juego, donde se diviertan, hagan amigos y aprendan hábitos saludables.

Contamos con un servicio especializado de odontopediatras todos los días de la semana, unas instalaciones infantiles especialmente diseñadas y adaptadas para los más peques de la familia, con disfraces, videoconsolas, juguetes y hasta merienda diaria. Y ya en gabinete con un servicio de sedación consciente que les permitirá acudir al dentista con total confianza y sin ningún tipo de miedo. 

¿Qué es un Odontopediatra?

El especialista en los dientes de leche y en proceso de erupción

Branz Ortodoncia es la clínica preferida de los peques porque tenemos odontopediatras especializados en ellos todos los días de la semana. Nuestra odontopediatría ofrece a los niños una experiencia divertidísima e inolvidable. Mientras cuidamos de su salud bucodental con tratamientos efectivos, muy poco invasivos e indoloros, tus hijos jugarán, se disfrazarán, harán amigos y aprenderán con nosotros.

Empastes en dientes temporales

No todos los empastes son iguales. Cuando vuestro hijo tiene una caries, se debe tener en cuenta que su diente no solo queda dañado, ino que ha perdido también parte de sus minerales. 

En Branz realizamos los empastes con agentes remineralizadores. De esta manera restauramos el diente que la caries ha dañado, devolviéndole su aspecto natural, sino que al mismo tiempo evitamos su propagación en un futuro y permitimos que el diente mantenga su proceso natural de crecimiento. 

Pulpotomía y pulpectomía

Cuando una caries duele suele ser porque ha avanzado tanto que ha acabado alcanzando al nervio del diente o sus proximidades. Es un problema muy frecuente en los niños, y el tratamiento variará en función de la afectación que presente el nervio

Si el nervio no está muy afectado o si el diente está dañado, eliminaremos la parte afectada y sellaremos el diente. Es lo que se conoce como pulpotomía. Pero si el nervio está muy afectado procederemos con una pulpectomía, retirando parte de la pulpa del diente y sellando la pieza dental.

Extracciones

Aunque nuestra misión como odontólogos sea siempre preservar los dientes naturales, en ocasiones puede ser necesaria la extracción de una pieza dental, ya sea por estar el diente muy dañado, como parte de un tratamiento de ortodoncia, o por otras causas.

En caso de que no haya más remedio que extraer un diente, en Branz lo haremos sin dolor para vuestros hijos gracias a la sedación consciente, que les inducirá un estado de relax y de menor sensibilidad, ofreciéndoles la tranquilidad necesaria a la hora de venir al dentista.

 

 

Apicoformación

La apicoformación es un tratamiento de endodoncia muy habitual en niños desde los 6 a los 18 años, ya que se aplica sobre dientes que aún se están formando pero han dejado de crecer. En ocasiones, como consecuencia de un traumatismo o una caries, el nervio del diente puede necrosarse, impidiendo la formación de la dentina, y por tanto el crecimiento normal del diente.

Si el nervio aún está vivo, en Branz aplicamos determinados tratamientos de prevención o incluso de regeneración pulpar para recuperar el desarrollo normal del diente. En caso contrario, será necesario recurrir a la apicoformación, limpiando el contenido de la pulpa dentaria y aplicando una barrera con biomateriales que permita un sellado hermético para evitar la contaminación bacteriana sin que se vea afectado el aspecto natural del diente.

Reconstrucción de dientes fracturados

La actividad frenética de un niño le hace estar expuesto a constantes caidas y traumatismos. Algunos de ellos pueden ocasionar la fractura de uno o más dientes. 

Si a tu hijo se le ha roto un diente, te aconsejamos guardar los trozos fracturados en agua, leche o saliva y acudir de manera inmediata a Branz, donde podremos proceder a su reconstrucción. Si no hubieras podido recoger los trozos de diente fracturados y no fuera posible restaurar el diente a su estado anterior, no se aconseja la reconstrucción puesto que el diente seguirá creciendo pero no lo hará el material utilizado para recomponer el diente. Si no fuera posible la reconstrucción, lo que haríamos sería suavizar los bordes de la fractura, dotando al diente de un aspecto lo más natural posible, y esperar a que el diente de tu hijo acabe de crecer para entonces sí, reconstruirlo.

Coronas estéticas en muelas de leche

Una caries muy agresiva, bruxismo severo (apretar muchos los dientes) al dormir o en el día a día, una caida o traumatismo… existen infinidad de motivos por los que las muelas de un niño puede deteriorarse seriamente.

Una muela en mal estado es algo que los padres no deben obviar, pues a medio plazo puede generar todo tipo de problemas en los niños, como pueden ser la imposibilidad de morder correctamente (y como consecuencia de ellos, una mala formación del bolo alimenticio y problemas gastroinestinales como consecuencia de una mala digestión), dolores o un mayor riesgo de infección al quedar la muela debilitada y más expuesta a las caries.

Para dar solución a esos casos, en Branz aplicamos coronas odontopediátricas y estéticas especialmente diseñadas para los dientes de leche, que permitirán protegerlos para su mejor conservación y desarrollo bucodental.

Este paciente, se realizó 4 pulpotomías y necesitó 4 coronas para proteger sus dientes el máximo tiempo posible.

Branz Ortodoncia es la clínica preferida de los peques porque tenemos odontopediatras especializados en ellos todos los días de la semana. Nuestra odontopediatría ofrece a los niños una experiencia divertidísima e inolvidable. Mientras cuidamos de su salud bucodental con tratamientos efectivos, muy poco invasivos e indoloros, tus hijos jugarán, se disfrazarán, harán amigos y aprenderán con nosotros.

Empastes en dientes temporales

No todos los empastes son iguales. Cuando vuestro hijo tiene una caries, se debe tener en cuenta que su diente no solo queda dañado, ino que ha perdido también parte de sus minerales. 

En Branz realizamos los empastes con agentes remineralizadores. De esta manera restauramos el diente que la caries ha dañado, devolviéndole su aspecto natural, sino que al mismo tiempo evitamos su propagación en un futuro y permitimos que el diente mantenga su proceso natural de crecimiento. 

Pulpotomía y pulpectomía

Cuando una caries duele suele ser porque ha avanzado tanto que ha acabado alcanzando al nervio del diente o sus proximidades. Es un problema muy frecuente en los niños, y el tratamiento variará en función de la afectación que presente el nervio

Si el nervio no está muy afectado o si el diente está dañado, eliminaremos la parte afectada y sellaremos el diente. Es lo que se conoce como pulpotomía. Pero si el nervio está muy afectado procederemos con una pulpectomía, retirando parte de la pulpa del diente y sellando la pieza dental.

Extracciones

Aunque nuestra misión como odontólogos sea siempre preservar los dientes naturales, en ocasiones puede ser necesaria la extracción de una pieza dental, ya sea por estar el diente muy dañado, como parte de un tratamiento de ortodoncia, o por otras causas.

En caso de que no haya más remedio que extraer un diente, en Branz lo haremos sin dolor para vuestros hijos gracias a la sedación consciente, que les inducirá un estado de relax y de menor sensibilidad, ofreciéndoles la tranquilidad necesaria a la hora de venir al dentista.

 

 

Apicoformación

La apicoformación es un tratamiento de endodoncia muy habitual en niños desde los 6 a los 18 años, ya que se aplica sobre dientes que aún se están formando pero han dejado de crecer. En ocasiones, como consecuencia de un traumatismo o una caries, el nervio del diente puede necrosarse, impidiendo la formación de la dentina, y por tanto el crecimiento normal del diente.

Si el nervio aún está vivo, en Branz aplicamos determinados tratamientos de prevención o incluso de regeneración pulpar para recuperar el desarrollo normal del diente. En caso contrario, será necesario recurrir a la apicoformación, limpiando el contenido de la pulpa dentaria y aplicando una barrera con biomateriales que permita un sellado hermético para evitar la contaminación bacteriana sin que se vea afectado el aspecto natural del diente.

Reconstrucción de dientes fracturados

La actividad frenética de un niño le hace estar expuesto a constantes caidas y traumatismos. Algunos de ellos pueden ocasionar la fractura de uno o más dientes. 

Si a tu hijo se le ha roto un diente, te aconsejamos guardar los trozos fracturados en agua, leche o saliva y acudir de manera inmediata a Branz, donde podremos proceder a su reconstrucción. Si no hubieras podido recoger los trozos de diente fracturados y no fuera posible restaurar el diente a su estado anterior, no se aconseja la reconstrucción puesto que el diente seguirá creciendo pero no lo hará el material utilizado para recomponer el diente. Si no fuera posible la reconstrucción, lo que haríamos sería suavizar los bordes de la fractura, dotando al diente de un aspecto lo más natural posible, y esperar a que el diente de tu hijo acabe de crecer para entonces sí, reconstruirlo.

Coronas estéticas en muelas de leche

Una caries muy agresiva, bruxismo severo (apretar muchos los dientes) al dormir o en el día a día, una caida o traumatismo… existen infinidad de motivos por los que las muelas de un niño puede deteriorarse seriamente.

Una muela en mal estado es algo que los padres no deben obviar, pues a medio plazo puede generar todo tipo de problemas en los niños, como pueden ser la imposibilidad de morder correctamente (y como consecuencia de ellos, una mala formación del bolo alimenticio y problemas gastroinestinales como consecuencia de una mala digestión), dolores o un mayor riesgo de infección al quedar la muela debilitada y más expuesta a las caries.

Para dar solución a esos casos, en Branz aplicamos coronas odontopediátricas y estéticas especialmente diseñadas para los dientes de leche, que permitirán protegerlos para su mejor conservación y desarrollo bucodental.

Este paciente, se realizó 4 pulpotomías y necesitó 4 coronas para proteger sus dientes el máximo tiempo posible.

¿Es importante llevar a mi hijo pequeño al dentista?

Cuidar su boca en edad temprana = Asegurar su sonrisa en el futuro

¿Si los dientes de un niño pequeño son temporales y van a acabar cayéndose, es realmente tan importante cuidarlos?

Es una pregunta que nos hacen muchos padres, y la respuesta es muy simple. Los dientes de leche tienen una importancia fundamental en el crecimiento dentofacial de un niño, y en que llegue a la edad adulta disfrutando de una sonrisa bonita y sana.

Los dientes de leche son imprescindibles porque crean espacio en la mandíbula para los dientes definitivos.

Nuestros odontopediatras controlarán que cada diente ocupe su espacio correcto y que la dentadura se forme correctamente desde el principio.

Las principales Asociaciones de Ortodoncia a nivel mundial recomiendan que la primera visita al ortodoncista se realice antes de los 7 años.

A esa edad el paladar aún no está soldado, por lo que es mucho más fácil para ortodoncistas y odontopediatras trabajar sobre los dientes de leche y aportar a la boca el espacio necesario para que en un futuro los dientes definitivos crezcan correctamente, sin apiñamientos dentales y otros problemas que será más complicado y costoso corregir a partir de los 12 años.

Si se producen caries en dientes de leche y no las tratamos, pueden afectar a los dientes permanentes que se están desarrollando.

El odontopediatra es el responsable de sanear esos dientes y prevenir más caries, cuidando no solo de sus dientes temporales sino preservando la correcta erupción de los definitivos.

En Branz no existe el miedo ni el dolor.

Muchos niños tienen miedo a ir al dentista… pero no a Branz. En nuestro centro disponen de un gran número de actividades y entretenimientos que convierten su visita al dentista en toda una aventura, y un equipo de odontopediatras especialmente formado en ofrecerles confianza, buen rollo y que se diviertan mientras cuidamos de su salud.

Nuestros odontopediatras no solo cuidarán los dientes de tu hijo, sino que se encargarán de educarlo.

En Branz tenemos claro que es mejor prevenir que curar. Por eso, en sus visitas los niños aprenderán de una manera natural hábitos saludables para mantener su sonrisa sana en casa y la importancia de mantener una correcta higiene bucodental. Y de paso, a muchos padres os ayudaremos a que su cepillado dental en casa no se convierta en una guerra diaria.

Y ante cualquier imprevisto, puedes contar con nosotros.

Dientes fracturados por caries, golpes, rechinamiento, molestias por flemón derivado de caries… son los problemas dentales más habituales en los niños. El odontopediatra es especialista en tratamientos para corregirlos y prevenirlos. Y para que la tranquilidad de los padres sea completa, contamos con atención de urgencias

¿Es importante llevar a mi hijo pequeño al dentista?

Cuidar su boca en edad temprana = Asegurar su sonrisa en el futuro

¿Si los dientes de un niño pequeño son temporales y van a acabar cayéndose, es realmente tan importante cuidarlos?

Es una pregunta que nos hacen muchos padres, y la respuesta es muy simple. Los dientes de leche tienen una importancia fundamental en el crecimiento dentofacial de un niño, y en que llegue a la edad adulta disfrutando de una sonrisa bonita y sana.

Pero como no es lo mismo contarlo que explicarlo, te explicamos algunos de los muchos motivos por los que es fundamental cuidar la boca de tus hijos desde pequeños. Pincha en el que quieras para desarrollarlo:

Los dientes de leche son imprescindibles porque crean espacio en la mandíbula para los dientes definitivos.

Nuestros odontopediatras controlarán que cada diente ocupe su espacio correcto y que la dentadura se forme correctamente desde el principio.

Las principales Asociaciones de Ortodoncia a nivel mundial recomiendan que la primera visita al ortodoncista se realice antes de los 7 años.

A esa edad el paladar aún no está soldado, por lo que es mucho más fácil para ortodoncistas y odontopediatras trabajar sobre los dientes de leche y aportar a la boca el espacio necesario para que en un futuro los dientes definitivos crezcan correctamente, sin apiñamientos dentales y otros problemas que será más complicado y costoso corregir a partir de los 12 años.

Si se producen caries en dientes de leche y no las tratamos, pueden afectar a los dientes permanentes que se están desarrollando.

El odontopediatra es el responsable de sanear esos dientes y prevenir más caries, cuidando no solo de sus dientes temporales sino preservando la correcta erupción de los definitivos.

En Branz no existe el miedo ni el dolor.

Muchos niños tienen miedo a ir al dentista… pero no a Branz. En nuestro centro disponen de un gran número de actividades y entretenimientos que convierten su visita al dentista en toda una aventura, y un equipo de odontopediatras especialmente formado en ofrecerles confianza, buen rollo y que se diviertan mientras cuidamos de su salud.

Nuestros odontopediatras no solo cuidarán los dientes de tu hijo, sino que se encargarán de educarlo.

En Branz tenemos claro que es mejor prevenir que curar. Por eso, en sus visitas los niños aprenderán de una manera natural hábitos saludables para mantener su sonrisa sana en casa y la importancia de mantener una correcta higiene bucodental. Y de paso, a muchos padres os ayudaremos a que su cepillado dental en casa no se convierta en una guerra diaria.

Y ante cualquier imprevisto, puedes contar con nosotros.

Dientes fracturados por caries, golpes, rechinamiento, molestias por flemón derivado de caries… son los problemas dentales más habituales en los niños. El odontopediatra es especialista en tratamientos para corregirlos y prevenirlos. Y para que la tranquilidad de los padres sea completa, contamos con atención de urgencias

EQUIPO DE ODONTOPEDATRÍA

Las preferidas de tus hijos

Irene

Doctora de Odontopediatría

Desirée

Higienista de Odontopediatría

María

Doctora de Odontopediatría

Fátima

Doctora de Odontopediatría

¡¡Algunos de nuestros momentos díver con las odontopediatras!! 

EQUIPO DE ODONTOPEDATRÍA

Las preferidas de tus hijos

Irene

Doctora de Odontopediatría

Desirée

Higienista de Odontopediatría

María

Doctora de Odontopediatría

Fátima

Doctora de Odontopediatría

¡¡Algunos de nuestros momentos díver con las odontopediatras!! 

Branz…

¿Tenéis sedación?

¡¡ Mi hijo tiene mucho miedo!!

Hoy en día existen muchos niños y adolescentes que tienen pánico y ansiedad al dentista, incluso, muchos adultos ya sea por malas experiencias o porque alguien no les ha hablado bien del dentista.

Para estos pacientes, nada mejor que la sedación consciente, que permite inducir al niño o adulto un estado de relajación y bienestar, eliminando la ansiedad y el miedo, mientras nuestros profesionales cuidan de su salud bucodental.

HAZ CLICK Y DESCUBRE NUESTRA SEDACIÓN CONSCIENTE

La sedación de óxido nitroso es una mezcla de dos gases, oxígeno y óxido nitroso que se desprende a través de una pequeña máscara en la nariz. No es nociva ni perjudicial -se usa habitualmente en los hospitales-, y permite relajar al paciente, generándole un estado de bienestar y tranquilidad, pero sin llegar a dormirlo.

La finalidad es reducir la ansiedad, miedo o inseguridad del paciente, de manera que se favorezca su relax y cooperación y podamos realizar su tratamiento con normalidad. ¡Con la sedación no sufren y pueden tratarse!

En Branz además lo hacemos de una manera muy divertida para que el pequeño lo viva de una forma diferente! Le explicamos que la máscara es una máquina del futuro dónde la doctora echa una fruta diferente cada vez y él con el olfato, nos tiene que decir al acabar, ¡¡¡qué frutas hemos echado!!!! De esta forma se motivan, se olvidan de sus preocupaciones y ¡quieren empezar cuanto antes su tratamiento!

Sedación consciente

“Branz, ¡¡Mi hijo tiene mucho miedo al dentista!!”

Muchos niños y adolescentes, e incluso algún adulto, tienen pánico y ansiedad al dentista, ya sea por malas experiencias o porque alguien no les ha hablado bien del dentista.

Para estos pacientes, nada mejor que la sedación consciente, que permite inducir al niño o adulto un estado de relajación y bienestar, eliminando la ansiedad y el miedo, mientras nuestros profesionales cuidan de su salud bucodental.

HAZ CLICK Y DESCUBRE NUESTRA SEDACIÓN CONSCIENTE

La sedación de óxido nitroso es una mezcla de dos gases, oxígeno y óxido nitroso que se desprende a través de una pequeña máscara en la nariz. No es nociva ni perjudicial -se usa habitualmente en los hospitales-, y permite relajar al paciente, generándole un estado de bienestar y tranquilidad, pero sin llegar a dormirlo.

La finalidad es reducir la ansiedad, miedo o inseguridad del paciente, de manera que se favorezca su relax y cooperación y podamos realizar su tratamiento con normalidad. ¡Con la sedación no sufren y pueden tratarse!

En Branz además lo hacemos de una manera muy divertida para que el pequeño lo viva de una forma diferente! Le explicamos que la máscara es una máquina del futuro dónde la doctora echa una fruta diferente cada vez y él con el olfato, nos tiene que decir al acabar, ¡¡¡qué frutas hemos echado!!!! De esta forma se motivan, se olvidan de sus preocupaciones y ¡quieren empezar cuanto antes su tratamiento!

 

VENTAJAS DE SER DE BRANZ

¡Porque el paciente es siempre lo más importante!

 

Ortodoncia TODOS los días

¡Olvídate de cuadrar agenda con tu ortodoncista!

Urgencias cualquier día de la semana

¿Un problema con tu tratamiento? ¡No esperes más!

Clinica sin dolor

¡Di adiós al miedo al dentista con nuestra sedación consciente!

Primera visita gratuita y sin compromiso

Queremos que veas lo que podemos hacer por ti. ¡Te enamorarás!

Facilidades de pago

Pregunta por nuestras opciones de financiación…

Miles de pacientes satisfechos

Compara opiniones, ¡te convencerás!

Un equipo entero de odontopediatría

¡Tus hijos, en ningún sitio como aquí!

Teléfono de empergencias 24 horas

¡Incluso en fin de semana o fuera de horario!

VENTAJAS DE SER DE BRANZ

¡Porque el paciente es siempre lo más importante!

Ortodoncia TODOS los días

¡Olvídate de cuadrar agenda con tu ortodoncista!

Urgencias cualquier día de la semana

¿Un problema con tu tratamiento? ¡No esperes más!

Clinica sin dolor

¡Di adiós al miedo al dentista con nuestra sedación consciente!

Primera visita gratuita y sin compromiso

Queremos que veas lo que podemos hacer por ti. ¡Te enamorarás!

Facilidades de pago

Pregunta por nuestras opciones de financiación…

Miles de pacientes satisfechos

Compara opiniones, ¡te convencerás!

Un equipo entero de odontopediatría

¡Tus hijos, en ningún sitio como aquí!

Teléfono de emergencias 24 horas

¡Incluso en fin de semana o fuera de horario!

 

¿Quieres que tu hijo sonría por muchos años?

¿Quieres sonreír tu como un niño?

Ven a Branz y ¡vivirás una experiencia de lo más inolvidable!

¿TE QUEDA ALGUNA DUDA?

 

 

CONTaCTA CON NOSOTROS

¡TE ASESORAMOS!

Consentimiento

7 + 9 =

O ven a conocernos

+34 960 64 34 63

Avda. Vicente Mortes Alfonso 68 - Paterna

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat