Implantología

¡Recupera una sonrisa fija y estética!

¿Cansad@ de que tu sonrisa no sea completa? ¿Te agobia llevar dentadura postiza? ¿O quizás te han dicho que no tienes suficiente hueso para ponerte implantes?. En Branz contamos con las mejores y más avanzadas soluciones para devolver a nuestros pacientes una sonrisa totalmente fija y funcional, y de una alta estética. Tanto si quieres reponer un diente perdido como restaurar por completo tu sonrisa y tu calidad de vida.

En Branz somos expertos en ortodoncia, lo que asegurará que tus nuevos dientes fijos queden perfectamente alineados con el resto de tu sonrisa, y con un aspecto totalmente natural gracias al trabajo de nuestros protésicos. Incluso en aquellos casos en los que te han dicho que no tienes suficiente hueso. En Branz regeneramos el hueso perdido gracias a nuestros expertos en cirugía e implantología. Porque queremos que todo el mundo sonría sin complejos.

¡Recupera una sonrisa fija y estética!

¿Cansad@ de que tu sonrisa no sea completa? ¿Te agobia llevar dentadura postiza? ¿O quizás te han dicho que no tienes suficiente hueso para ponerte implantes?. En Branz contamos con las mejores y más avanzadas soluciones para devolver a nuestros pacientes una sonrisa totalmente fija y funcional, y de una alta estética. Tanto si quieres reponer un diente perdido como restaurar por completo tu sonrisa y tu calidad de vida.

En Branz somos expertos en ortodoncia, lo que asegurará que tus nuevos dientes fijos queden perfectamente alineados con el resto de tu sonrisa, y con un aspecto totalmente natural gracias al trabajo de nuestros protésicos. Incluso en aquellos casos en los que te han dicho que no tienes suficiente hueso. En Branz regeneramos el hueso perdido gracias a nuestros expertos en cirugía e implantología. Porque queremos que todo el mundo sonría sin complejos.

EN BRANZ TE ASESORAMOS 

Para que sonrías sin miedo y te sientas guap@ por mucho tiempo

¿Qué es un implante dental?

Los implantes son la mejor opción hoy en dia para pacientes que desean recuperar los dientes perdidos o en muy mal estado y volver a disfrutar de una sonrisa totalmente fija, estable, por mucho tiempo y con una alta estética.

Un implante dental es una pieza de un material biocompatible, generalmente titanio, que se ancla al hueso simulando la raíz del diente. Es la base sobre la que posteriormente se atornillará una funda que simulará a la perfección un diente natural, y que en Branz diseñamos de manera individual y con avanzados programas informáticos para que se adapte fielmente al resto de la sonrisa de nuestros pacientes. 

Al ser de un material biocompatible, no se genera rechazo por parte del organismo. Y al quedar anclado al hueso, permite al paciente recuperar toda la funcionalidad del diente, al ser una pieza fija y resistente. Además, si se mantiene una correcta higiene bucodental, es una solución que puede durar muchísimos años. 

 

¿Cómo se coloca un implante?

La primera fase consiste en anclar el implante de titanio al hueso, algo de lo que se encargarán nuestros odontólogos especialmente formados en este procedimiento quirúrgico. La operación se realiza en una única sesión de apenas unos minutos, con anestesia local, por lo que el paciente podrá recuperar rápidamente su ritmo normal de vida. SI el paciente opta por un tratamiento de implantología con estética inmediata, en el mismo proceso se le colocarán unas coronas provisionales, que si bien no tendrán la misma resistencia que los dientes definitivos, si le permitirán salir de la clínica ya con dientes nuevos.

Una vez anclado el implante al hueso, es necesario dejar pasar un tiempo para que se integre correctamente con el hueso, que lo recubrirá haciendo de anclaje del mismo. Este proceso, que se llama osteointegración, dura unos 3 meses. Tras el mismo ya estaremos listos para colocar la corona definitiva, que simulará un diente totalmente natural, sobre el implante, y ofrecerá al paciente una pieza dental de alta estética y resistencia.

El resultado final del tratamiento será el de un diente natural, permitiéndonos realizar una vida normal sin ningún tipo de limitaciones y  devolviéndonos nuestra sonrisa. 

 

¿Qué ventajas tiene un implante?
  • Boca completamente funcional
    Las personas a las que les faltan dientes pierden parte de su funcionalidad de su boca y ven dificultadas o impedidas acciones tan simples como masticar los alimentos, morder o tener una correcta oclusión. 
  • Mejora la salud dental. 
    El hecho de recuperar una pieza perdida mejora el proceso de higiene dental, previene la reabsorción ósea, y favorece un mayor equilibrio en todos los procesos habituales en la boca como la masticación o el lenguaje.
     
  • No duele.
    Al quedar correctamente osteointegrado en el hueso y no tener una terminación nerviosa como sí tiene un diente, un implante es una solución indolora. No notarás ningún tipo de molestia con tus dientes nuevos. 
  • Evita problemas gastrointestinales
    Al recuperar toda la dentición, podemos triturar correctamente los alimentos y que el bolo alimenticio llegue al estómago siendo fácil de digerir. Cuando nos faltan piezas dentales no ocurre así, pudiendo generarse a medio-largo plazo problemas a la hora de realizar la digestión, úlceras y dolencias intestinales.  
  • Mejora la estética dental. 
    Es indudable la mejora estética que supone poder sonreír contando con todos los dientes. Además los implantes están realizados de manera individualizada para tener una apariencia totalmente natural, por lo que nadie notará que ese diente es artificial.
  • Mejora la calidad de vida
    El hecho de poder sonreír sin complejos mejorará sustancialmente tu nivel de seguridad y autoconfianza, repercutiendo muy positivamente en tus relaciones sociales, personales y laborales. ¡Por fin podrás sonreír sin complejos!
 
 

¡Dientes fijos desde el primer día!

En Branz contamos con las últimas novedades en implantología dental con estética inmediata, que te permitirán disfrutar de dientes fijos desde el primer día. 

Al contrario de otros tratamientos, en lo que el odontólogo espera varios meses para asegurar la osteointegración del implante al hueso, dejando la pieza de titanio a la vista en la encía, en Branz podemos colocarte ya el primer día unas prótesis provisionales sobre el implante, que simulan un diente natural. De este modo te aseguramos una sonrisa completa, fija y estética desde el primer día. 

Hay que tener en cuenta que estas prótesis son provisionales y no presentan la dureza y resistencia que las definitivas, precisamente para no ejercer presiones que repercutan negativamente en la osteointegración del implante al hueso. Por ello será necesario mantener ciertas precauciones, especialmente a la hora de masticar o morder, evitando los alimentos duros o que exijan “tirones” por parte del diente.

Pasado el tiempo necesario para asegurar ese correcto anclaje al hueso, sustituiremos las coronas provisionales por otras definitivas y diseñadas de manera individualizada para ti, con una alta estética y que se adaptarán a tu sonrisa como si fueran dientes tuyos de toda la vida, y te devolverán toda la funcionalidad de tu boca permitiéndote comer, masticar, morder y relacionarte con seguridad.

Rehabilita toda tu boca

Hay veces que no vale con reponer uno o pocos dientes, porque es toda la boca la que está seriamente afectada. En estos casos, en lugar de poner un implante por cada pieza dental perdida, algo que sería complejo y caro para el paciente, podemos rehabilitar completamente tu boca con muy pocos implantes. Es un tratamiento cada vez más demandado en pacientes que han visto seriamente comprometida su calidad de vida por haber perdido casi todos los dientes, o tenerlos en muy mal estado. 

El procedimiento consiste en colocar de cuatro a seis implantes solo por arcada, sobre la que se fija una estructura implantosoportada a la que se anclará una prótesis fija que simulará toda la arcada. De este modo es posible recuperar la sonrisa completamente, de manera rápida, funcional y estética.

Elevación de seno

En ocasiones la falta de hueso del paciente es a la altura del hueso maxilar, donde están los molares, y no se debe a una reabsorción ósea sino al grosor de la superfície que recubre el seno maxilar, unas cavidades situadas a la altura del pómulo. Sus paredes suelen ser muy finas, impidiendo anclar con garantías un implante.

En estos casos la técnica más adecuada es la elevación de seno, que es rellenar el suelo del dicha cavidad, logrando un aumento óseo y una base adecuada en la que poder colocar los implantes. Sería por tanto una variante del injerto de hueso, si bien se diferencia del mismo en que no añade el material a la parte inferior del hueso -debajo de la encía- sino a la superior, lo que hace necesario llegar guirúrgicamente al seno maxilar. 

Tras unos meses para que el nuevo hueso se integre con el suelo del seno maxilar, se procede a la colocación de los implantes de manera convencional.

Recuperamos tu hueso

La ausencia de una pieza dental puede causar una reabsorción ósea. El hueso que sustentaba esa pieza dental queda sujeto a un mayor desgaste con la masticación y otras funciones, y va perdiendo densidad y grosor. Por ello, muchas personas adultas cuando acuden al dentista solicitando un tratamiento de implantología, se encuentran con una sentencia que les impide recuperar su sonrisa: No tienen suficiente hueso para anclar los implantes.

En estas situaciones, la solución de emergencia suele ser una prótesis removible, una dentadura postiza. Una solución que resulta frustrante para muchos pacientes porque les condiciona su calidad de vida, al moverse, no quedar bien fijada y dejar huecos por los que se introducen restos de comida que pueden generar infecciones.

En Branz creemos que si falta hueso, lo que hay que hacer es generarlo de nuevo. Y como no es un proceso que realice el organismo de manera natural, recurrimos a injertos de hueso, ya sea artificial o del propio paciente, combinado con materiales biocompatibles. De este modo en unos meses recuperamos la cantidad de hueso que necesitamos para poder colocar los implantes con plenas garantías de éxito.

Implantes sin injertos

En determinadas ocasiones es posible evitar el injerto óseo incluso en los casos en los que hay tan poco hueso que no es posible recurrir a un implante convencional. 

Para ello se puede recurrir a los implantes cortos, si el hueso existente tiene la suficiente densidad para ofrecer un buen anclaje al implante y la pieza dental en cuestión no vaya a realizar fuerzas masticatorias que pongan en peligro la estabilidad de implante, o a los implantes pterigomaxilares, unos implantes inclinados que se colocan en la zona de las muelas del juicio aprovechando una estructura ósea -apófisis pterigomaxilar- con buena densidad, que ofrece suficiente anclaje para ese implante e incluso sirve como soporte de apoyo para otras estructuras.

EN BRANZ TE ASESORAMOS 

Para que sonrías sin miedo y te sientas guap@ por mucho tiempo

¿Qué es un implante dental?

Los implantes son la mejor opción hoy en dia para pacientes que desean recuperar los dientes perdidos o en muy mal estado y volver a disfrutar de una sonrisa totalmente fija, estable, por mucho tiempo y con una alta estética.

Un implante dental es una pieza de un material biocompatible, generalmente titanio, que se ancla al hueso simulando la raíz del diente. Es la base sobre la que posteriormente se atornillará una funda que simulará a la perfección un diente natural, y que en Branz diseñamos de manera individual y con avanzados programas informáticos para que se adapte fielmente al resto de la sonrisa de nuestros pacientes. 

Al ser de un material biocompatible, no se genera rechazo por parte del organismo. Y al quedar anclado al hueso, permite al paciente recuperar toda la funcionalidad del diente, al ser una pieza fija y resistente. Además, si se mantiene una correcta higiene bucodental, es una solución que puede durar muchísimos años. 

 

¿Cómo se coloca un implante?

La primera fase consiste en anclar el implante de titanio al hueso, algo de lo que se encargarán nuestros odontólogos especialmente formados en este procedimiento quirúrgico. La operación se realiza en una única sesión de apenas unos minutos, con anestesia local, por lo que el paciente podrá recuperar rápidamente su ritmo normal de vida. SI el paciente opta por un tratamiento de implantología con estética inmediata, en el mismo proceso se le colocarán unas coronas provisionales, que si bien no tendrán la misma resistencia que los dientes definitivos, si le permitirán salir de la clínica ya con dientes nuevos.

Una vez anclado el implante al hueso, es necesario dejar pasar un tiempo para que se integre correctamente con el hueso, que lo recubrirá haciendo de anclaje del mismo. Este proceso, que se llama osteointegración, dura unos 3 meses. Tras el mismo ya estaremos listos para colocar la corona definitiva, que simulará un diente totalmente natural, sobre el implante, y ofrecerá al paciente una pieza dental de alta estética y resistencia.

El resultado final del tratamiento será el de un diente natural, permitiéndonos realizar una vida normal sin ningún tipo de limitaciones y  devolviéndonos nuestra sonrisa. 

 

¿Qué ventajas tiene un implante?
  • Boca completamente funcional
    Las personas a las que les faltan dientes pierden parte de su funcionalidad de su boca y ven dificultadas o impedidas acciones tan simples como masticar los alimentos, morder o tener una correcta oclusión. 
  • Mejora la salud dental. 
    El hecho de recuperar una pieza perdida mejora el proceso de higiene dental, previene la reabsorción ósea, y favorece un mayor equilibrio en todos los procesos habituales en la boca como la masticación o el lenguaje.
     
  • No duele.
    Al quedar correctamente osteointegrado en el hueso y no tener una terminación nerviosa como sí tiene un diente, un implante es una solución indolora. No notarás ningún tipo de molestia con tus dientes nuevos. 
  • Evita problemas gastrointestinales
    Al recuperar toda la dentición, podemos triturar correctamente los alimentos y que el bolo alimenticio llegue al estómago siendo fácil de digerir. Cuando nos faltan piezas dentales no ocurre así, pudiendo generarse a medio-largo plazo problemas a la hora de realizar la digestión, úlceras y dolencias intestinales.  
  • Mejora la estética dental. 
    Es indudable la mejora estética que supone poder sonreír contando con todos los dientes. Además los implantes están realizados de manera individualizada para tener una apariencia totalmente natural, por lo que nadie notará que ese diente es artificial.
  • Mejora la calidad de vida
    El hecho de poder sonreír sin complejos mejorará sustancialmente tu nivel de seguridad y autoconfianza, repercutiendo muy positivamente en tus relaciones sociales, personales y laborales. ¡Por fin podrás sonreír sin complejos!
 
 

¡Dientes fijos desde el primer día!

En Branz contamos con las últimas novedades en implantología dental con estética inmediata, que te permitirán disfrutar de dientes fijos desde el primer día. 

Al contrario de otros tratamientos, en lo que el odontólogo espera varios meses para asegurar la osteointegración del implante al hueso, dejando la pieza de titanio a la vista en la encía, en Branz podemos colocarte ya el primer día unas prótesis provisionales sobre el implante, que simulan un diente natural. De este modo te aseguramos una sonrisa completa, fija y estética desde el primer día. 

Hay que tener en cuenta que estas prótesis son provisionales y no presentan la dureza y resistencia que las definitivas, precisamente para no ejercer presiones que repercutan negativamente en la osteointegración del implante al hueso. Por ello será necesario mantener ciertas precauciones, especialmente a la hora de masticar o morder, evitando los alimentos duros o que exijan “tirones” por parte del diente.

Pasado el tiempo necesario para asegurar ese correcto anclaje al hueso, sustituiremos las coronas provisionales por otras definitivas y diseñadas de manera individualizada para ti, con una alta estética y que se adaptarán a tu sonrisa como si fueran dientes tuyos de toda la vida, y te devolverán toda la funcionalidad de tu boca permitiéndote comer, masticar, morder y relacionarte con seguridad.

Rehabilita toda tu boca

Hay veces que no vale con reponer uno o pocos dientes, porque es toda la boca la que está seriamente afectada. En estos casos, en lugar de poner un implante por cada pieza dental perdida, algo que sería complejo y caro para el paciente, podemos rehabilitar completamente tu boca con muy pocos implantes. Es un tratamiento cada vez más demandado en pacientes que han visto seriamente comprometida su calidad de vida por haber perdido casi todos los dientes, o tenerlos en muy mal estado. 

El procedimiento consiste en colocar de cuatro a seis implantes solo por arcada, sobre la que se fija una estructura implantosoportada a la que se anclará una prótesis fija que simulará toda la arcada. De este modo es posible recuperar la sonrisa completamente, de manera rápida, funcional y estética.

Elevación de seno

En ocasiones la falta de hueso del paciente es a la altura del hueso maxilar, donde están los molares, y no se debe a una reabsorción ósea sino al grosor de la superfície que recubre el seno maxilar, unas cavidades situadas a la altura del pómulo. Sus paredes suelen ser muy finas, impidiendo anclar con garantías un implante.

En estos casos la técnica más adecuada es la elevación de seno, que es rellenar el suelo del dicha cavidad, logrando un aumento óseo y una base adecuada en la que poder colocar los implantes. Sería por tanto una variante del injerto de hueso, si bien se diferencia del mismo en que no añade el material a la parte inferior del hueso -debajo de la encía- sino a la superior, lo que hace necesario llegar guirúrgicamente al seno maxilar. 

Tras unos meses para que el nuevo hueso se integre con el suelo del seno maxilar, se procede a la colocación de los implantes de manera convencional.

Recuperamos tu hueso

La ausencia de una pieza dental puede causar una reabsorción ósea. El hueso que sustentaba esa pieza dental queda sujeto a un mayor desgaste con la masticación y otras funciones, y va perdiendo densidad y grosor. Por ello, muchas personas adultas cuando acuden al dentista solicitando un tratamiento de implantología, se encuentran con una sentencia que les impide recuperar su sonrisa: No tienen suficiente hueso para anclar los implantes.

En estas situaciones, la solución de emergencia suele ser una prótesis removible, una dentadura postiza. Una solución que resulta frustrante para muchos pacientes porque les condiciona su calidad de vida, al moverse, no quedar bien fijada y dejar huecos por los que se introducen restos de comida que pueden generar infecciones.

En Branz creemos que si falta hueso, lo que hay que hacer es generarlo de nuevo. Y como no es un proceso que realice el organismo de manera natural, recurrimos a injertos de hueso, ya sea artificial o del propio paciente, combinado con materiales biocompatibles. De este modo en unos meses recuperamos la cantidad de hueso que necesitamos para poder colocar los implantes con plenas garantías de éxito.

Implantes sin injertos

En determinadas ocasiones es posible evitar el injerto óseo incluso en los casos en los que hay tan poco hueso que no es posible recurrir a un implante convencional. 

Para ello se puede recurrir a los implantes cortos, si el hueso existente tiene la suficiente densidad para ofrecer un buen anclaje al implante y la pieza dental en cuestión no vaya a realizar fuerzas masticatorias que pongan en peligro la estabilidad de implante, o a los implantes pterigomaxilares, unos implantes inclinados que se colocan en la zona de las muelas del juicio aprovechando una estructura ósea -apófisis pterigomaxilar- con buena densidad, que ofrece suficiente anclaje para ese implante e incluso sirve como soporte de apoyo para otras estructuras.

 

VENTAJAS DE SER DE BRANZ

¡Porque el paciente es siempre lo más importante!

 

Ortodoncia TODOS los días

¡Olvídate de cuadrar agenda con tu ortodoncista!

Urgencias cualquier día de la semana

¿Un problema con tu tratamiento? ¡No esperes más!

Clinica sin dolor

¡Di adiós al miedo al dentista con nuestra sedación consciente!

Primera visita gratuita y sin compromiso

Queremos que veas lo que podemos hacer por ti. ¡Te enamorarás!

Facilidades de pago

Pregunta por nuestras opciones de financiación…

Miles de pacientes satisfechos

Compara opiniones, ¡te convencerás!

Un equipo entero de odontopediatría

¡Tus hijos, en ningún sitio como aquí!

Teléfono de emergencias 24 horas

¡Incluso en fin de semana o fuera de horario!

 

Deja que en Branz cuidemos de tu boca.

¡Y sonríe por muchos años!

VENTAJAS DE SER DE BRANZ

¡Porque el paciente es siempre lo más importante!

Ortodoncia TODOS los días

¡Olvídate de cuadrar agenda con tu ortodoncista!

Urgencias cualquier día de la semana

¿Un problema con tu tratamiento? ¡No esperes más!

Clinica sin dolor

¡Di adiós al miedo al dentista con nuestra sedación consciente!

Primera visita gratuita y sin compromiso

Queremos que veas lo que podemos hacer por ti. ¡Te enamorarás!

Facilidades de pago

Pregunta por nuestras opciones de financiación…

Miles de pacientes satisfechos

Compara opiniones, ¡te convencerás!

Un equipo entero de odontopediatría

¡Tus hijos, en ningún sitio como aquí!

Teléfono de emergencias 24 horas

¡Incluso en fin de semana o fuera de horario!

 

¿Quieres que tu hijo sonría por muchos años?

¿Quieres sonreír tu como un niño?

Ven a Branz y ¡vivirás una experiencia de lo más inolvidable!

Ven a Branz

Cuando nos visites por primera vez te vas a sorprender. En Branz te esperan unas instalaciones muy amplias y luminosas, con zonas independientes y tematizadas para adultos y para niños.

Queremos que te sientas especial. Por eso una persona estará esperándote para dedicarse completamente a ti y a los tuyos. Será la encargada de enseñaros todo el centro, de realizaros la primera revisión y de resolver todas las dudas que podáis tener.

Con ayuda de unas fotografías y una radiografía, valoraremos el tipo de tratamiento que necesitas en función de tu edad. Y te presentaremos al profesional que te revisará durante todo tu tratamiento, de principio a fin, estableciéndose un vínculo personal entre ambos. Porque en el terreno de la salud, la confianza lo es todo.

Ven a Branz

Cuando nos visites por primera vez te vas a sorprender. En Branz te esperan unas instalaciones muy amplias y luminosas, con zonas independientes y tematizadas para adultos y para niños.

Queremos que te sientas especial. Por eso una persona estará esperándote para dedicarse completamente a ti y a los tuyos. Será la encargada de enseñaros todo el centro, de realizaros la primera revisión y de resolver todas las dudas que podáis tener.

Con ayuda de unas fotografías y una radiografía, valoraremos el tipo de tratamiento que necesitas en función de tu edad. Y te presentaremos al profesional que te revisará durante todo tu tratamiento, de principio a fin, estableciéndose un vínculo personal entre ambos. Porque en el terreno de la salud, la confianza lo es todo.

¿TE QUEDA ALGUNA DUDA?

 

 

CONTaCTA CON NOSOTROS

¡TE ASESORAMOS!

Consentimiento

6 + 9 =

O ven a conocernos

+34 960 64 34 63

Avda. Vicente Mortes Alfonso 68 - Paterna

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat