El miedo al dentista suele aparecer a una etapa de la vida que es clave, la infancia y, si no se gestiona adecuadamente, puede llegar a consolidarse como una fobia que dificulte cualquier tipo de tratamiento odontológico y genere una gran ansiedad y malestar en quien la sufre. Por eso, es fundamental detectar los primeros signos de ansiedad dental en los niños y utilizar técnicas para aliviarlos.

Los estudios afirman que el 15% de la población tiene miedo al dentista, lo que lo sitúa entre una de las 10 fobias más comunes en nuestra sociedad.

Cuando somos niños, las actitudes que vemos en nuestros referentes, ya sean padres, hermanos, amiguitos … son claves para determinar nuestra visión de las cosas. Si un niño ve que su papá o su mamá tiene miedo a ir al dentista, lo más común es que “se contagie” de ese miedo. El referente del paciente también pueden transmitir la ansiedad dental.

Nuestra máxima siempre ha sido la de “mejor prevenir que curar”, por eso tratamos a nuestros pacientes desde edades tempranas para familiarizar su entorno, que sientan el dentista como algo positivo y dentro de la normalidad y evitar problemas dentales futuros.

Sin embargo, el miedo al dentista nos ha obligado a retrasar en más de una ocasión el inicio de algún tratamiento provocando que los procesos sean más complejos, largos y costosos de lo que hubiera sido en un inicio. 

“En muchas ocasiones, los pacientes con este problema solamente acuden al dentista cuando, como diríamos coloquialmente, no tienen más remedio por el dolor”. 

En Branz Ortodoncia tenemos muy claro que el miedo al dentista es uno de los mayores enemigos de la salud dental en cualquier edad y hemos iniciado una serie de medidas necesarias para lidiar con el, como por ejemplo la Sedación Consciente.

Sedación Consciente

En Branz Ortodoncia hemos incorporado una ayuda muy eficaz y efectiva para acabar con ese miedo al dentista.

La sedación consciente está indicada en personas que sienten un alto nivel de estrés, miedo y ansiedad cuando tienen que acudir al dentista y someterse a un tratamiento.

Pero, la pregunta clave es, ¿En qué consiste?  

El procedimiento consiste en colocar sobre la nariz del paciente una mascarilla acorde a su tamaño que suministra los gases responsables de la sedación, logrando que el paciente esté completamente relajado sin perder en ningún momento la consciencia.

Durante la visita al dentista, dependiendo de las patologías del paciente y/o de su comportamiento, la Odontopediatra será la profesional indicada para recomendar la sedación consciente al paciente.

sedacion consciente miedo al dentista

Beneficios de la sedación para el paciente.

  • Se elimina su ansiedad y miedo siendo conscientes de todo lo que ocurre.
  • Aplicable a cualquier edad.
  • No siente ninguna molestia ni estrés.
  • Se elimina el miedo al dentista en muchos niños y la visita se convierte en algo positivo.

Beneficios para el especialista.

  • Mayor cooperación del paciente ante cualquier indicación del profesional.
  • Mayor facilidad para aplicar con éxito la técnica correspondiente
  • Se reduce la duración de las consultas y del tratamiento.

¡En Branz te ayudamos a lidiar el miedo al dentista! ¿Te animas a conocernos? 

Si quieres seguir leyendo, te aconsejamos no perderte nuestro post sobre: “Cómo conseguir un buen cepillado dental

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
WhatsApp chat