Cirugía

¿Un problema? Estás en buenas manos

¿Muelas del juicio que duelen? ¿Dientes que no han erupcionado o lo han hecho donde no toca? ¿O quizás te han dicho que te falta hueso para reponer con implantes dentales algunas piezas perdidas? Estos son solo algunos de los casos que solucionamos a diario en Branz, ya sea como parte de un tratamiento de ortodoncia o de manera individual.

Como especialistas en ortodoncia -la disciplina odontológica que mayor influencia tiene en desarrollo bucodental y craneofacial y su relación con el resto del organismo-, tenemos una visión global de la boca en su conjunto. Por ello contamos con especialistas en cirugía oral y maxilofacial y en todas las áreas de la odontología. Solo así podemos ofrecer soluciones y una cobertura bucodental completa a nuestros pacientes y sus familias.  

¿Un problema? Estás en buenas manos

¿Muelas del juicio que duelen? ¿Dientes que no han erupcionado o lo han hecho donde no toca? ¿O quizás te han dicho que te falta hueso para reponer con implantes dentales algunas piezas perdidas? Estos son solo algunos de los casos que solucionamos a diario en Branz, ya sea como parte de un tratamiento de ortodoncia o de manera individual.

Como especialistas en ortodoncia -la disciplina odontológica que mayor influencia tiene en desarrollo bucodental y craneofacial y su relación con el resto del organismo-, tenemos una visión global de la boca en su conjunto. Por ello contamos con especialistas en cirugía oral y maxilofacial y en todas las áreas de la odontología. Solo así podemos ofrecer soluciones y una cobertura bucodental completa a nuestros pacientes y sus familias.  

NUESTROS TRATAMIENTOS 

Grandes soluciones con técnicas poco invasivas

Dientes semiincluidos (muelas del juicio)

Las muelas (o cordales) semi-incluidas son aquellas que no han erupcionado del todo, por lo que apenas se ve la corona. Es algo habitual en las muelas del juicio, que son las últimas en erupcionar -generalmente entre los 17 y los 30 años de edad-, por lo que dependiendo del espacio de que dispongan en la boca pueden no llegar a salir del todo, o no llegar a erupcionar nunca.

Al no erupcionar completamente, queda un espacio entre la corona y la encía por donde pueden penetrar restos de alimentos o bacterias, produciendo infecciones, inflamación, dificultad para masticar y mucho dolor. En casos graves o con el paso del tiempo pueden afectar al hueso, o incluso a los dientes adyacentes contra los que choca la muela del juicio.

En Branz analizaremos la posición de tus muelas del juicio, y valoraremos si es conveniente la extirpación de las mismas para evitar la aparición o agravamiento de las patologías que pueden generar con el tiempo. En nuestra clínica la extirpación de estas piezas es rápida y sencilla, en una única sesión, pudiendo el paciente recuperar su ritmo de vida con normalidad. 

Fenestraciones (dientes no erupcionados)

Cuando un diente no ha erupcionado y se ha quedado incluido en el hueso, recurrimos a una fenestración para devolver el diente a su posición natural. Es una situación que ocurre con más frecuencia en los caninos superiores, y que pese a que se soluciona en el marco de un tratamiento de ortodoncia requiere de un tratamiento quirúrgico para abrir una ventana en el hueso y la mucosa que impiden la erupción del diente, dejando la corona visible.

Una vez retirados los puntos, los ortodoncistas de Branz colocan un bracket en la corona ya visible del diente no erupcionado, que tirará del mismo hasta que acabe ocupando su posición natural en la boca, una vez habilitado hueco para el mismo en el marco del propio tratamiento de ortodoncia. La fenestración se realiza en una única sesión de menos de media hora y tiene como objetivo que el diente erupcione correctamente, evitando su extracción.

 

Dientes supernumerarios

Los dientes supernumerarios o hiperdoncia se dan cuando una persona presenta más dientes de lo que le corresponderían, 32 piezas en los adultos y 20 en los niños. Suelen tener una causa genética y descubrirse de manera rutinaria en una radiografía, pues es una situación que no presenta síntomas. No obstante requiere de tratamiento pues puede derivar con en importantes consecuencias para tu sonrisa, como retrasos o problemas en la erupción del resto de dientes, apiñamiento o mala oclusión en los niños, y problemas funcionales y/o estéticos en los adultos.

El tratamiento más habitual es la extracción de los dientes supernumerarios, si bien en el caso de los niños que están en proceso de recambio dentario deberán ser derivados a nuestros odontopediatras, que serán los encargados de valorar la conveniencia de extraer dichas piezas, y el momento oportuno para hacerlo. 

Es importante destacar que la hiperdoncia suele requerir de tratamientos adicionales como la ortodoncia para corregir determinados problemas consecuencia del exceso de piezas dentales, como pueden ser una mala oclusión o apiñamiento dental, y devolver de este modo a la boca una sonrisa perfecta.

Implantología

Es sin duda el tratamiento estrella cuando queremos recuperar uno o más dientes perdidos, al permitir devolver a la boca una dentadura totalmente fija y funcional, evitando otras soluciones más provisionales y molestas como un puente dental o, en el caso de la pérdida de muchas piezas dentales, una dentadura postiza.

El procedimiento es muy simple y consta de dos pasos. Nuestro especialista en implantología será el encargado de colocar el implante. Esto supone anclar una pieza de titanio al hueso, en una sesión rápida y que no requiere más que de anestesia local. Unos meses después, en los que se ha dado tiempo al organismo para que el hueso recubra el implante -la osteointegración- y le dote de un anclaje y una resistencia lo suficientemente fuerte, se procede a colocar una corona diseñada de manera individualizada para el paciente por ordenador, que se adaptará perfectamente al resto de su boca, permitiéndole recuperar una sonrisa completa, fija, estética y completamente funcional.

Si quieres saber más de los tratamientos de Implantología de Branz, visita la sección Implantología

Injertos óseos

La ausencia de una pieza dental puede causar una reabsorción ósea. El hueso que sustentaba esa pieza dental queda sujeto a un mayor desgaste con la masticación y otras funciones, y va perdiendo densidad y grosor. Por ello, muchas personas adultas cuando acuden al dentista solicitando un tratamiento de implantología, se encuentran con una sentencia que les impide recuperar su sonrisa: No tienen suficiente hueso para anclar los implantes.

En estas situaciones, la solución de emergencia suele ser una prótesis removible, una dentadura postiza. Una solución que resulta frustrante para muchos pacientes porque les condiciona su calidad de vida, al moverse, no quedar bien fijada y dejar huecos por los que se introducen restos de comida que pueden generar infecciones.

En Branz creemos que si falta hueso, lo que hay que hacer es generarlo de nuevo. Y como no es un proceso que realice el organismo de manera natural, recurrimos a injertos de hueso, ya sea artificial o del propio paciente, combinado con materiales biocompatibles. De este modo en unos meses recuperamos la cantidad de hueso que necesitamos para poder colocar los implantes con plenas garantías de éxito.

Elevación de seno

En ocasiones la falta de hueso del paciente es a la altura del hueso maxilar, donde están los molares, y no se debe a una reabsorción ósea sino al grosor de la superfície que recubre el seno maxilar, unas cavidades situadas a la altura del pómulo. Sus paredes suelen ser muy finas, impidiendo anclar con garantías un implante.

En estos casos la técnica más adecuada es la elevación de seno, que es rellenar el suelo del dicha cavidad, logrando un aumento óseo y una base adecuada en la que poder colocar los implantes. Sería por tanto una variante del injerto de hueso, si bien se diferencia del mismo en que no añade el material a la parte inferior del hueso -debajo de la encía- sino a la superior, lo que hace necesario llegar guirúrgicamente al seno maxilar. 

Tras unos meses para que el nuevo hueso se integre con el suelo del seno maxilar, se procede a la colocación de los implantes de manera convencional. 

NUESTROS TRATAMIENTOS 

Grandes soluciones con técnicas poco invasivas

Dientes semiincluidos (muelas del juicio)

Las muelas (o cordales) semi-incluidas son aquellas que no han erupcionado del todo, por lo que apenas se ve la corona. Es algo habitual en las muelas del juicio, que son las últimas en erupcionar -generalmente entre los 17 y los 30 años de edad-, por lo que dependiendo del espacio de que dispongan en la boca pueden no llegar a salir del todo, o no llegar a erupcionar nunca.

Al no erupcionar completamente, queda un espacio entre la corona y la encía por donde pueden penetrar restos de alimentos o bacterias, produciendo infecciones, inflamación, dificultad para masticar y mucho dolor. En casos graves o con el paso del tiempo pueden afectar al hueso, o incluso a los dientes adyacentes contra los que choca la muela del juicio.

En Branz analizaremos la posición de tus muelas del juicio, y valoraremos si es conveniente la extirpación de las mismas para evitar la aparición o agravamiento de las patologías que pueden generar con el tiempo. En nuestra clínica la extirpación de estas piezas es rápida y sencilla, en una única sesión, pudiendo el paciente recuperar su ritmo de vida con normalidad. 

Fenestraciones (dientes no erupcionados)

Cuando un diente no ha erupcionado y se ha quedado incluido en el hueso, recurrimos a una fenestración para devolver el diente a su posición natural. Es una situación que ocurre con más frecuencia en los caninos superiores, y que pese a que se soluciona en el marco de un tratamiento de ortodoncia requiere de un tratamiento quirúrgico para abrir una ventana en el hueso y la mucosa que impiden la erupción del diente, dejando la corona visible.

Una vez retirados los puntos, los ortodoncistas de Branz colocan un bracket en la corona ya visible del diente no erupcionado, que tirará del mismo hasta que acabe ocupando su posición natural en la boca, una vez habilitado hueco para el mismo en el marco del propio tratamiento de ortodoncia. La fenestración se realiza en una única sesión de menos de media hora y tiene como objetivo que el diente erupcione correctamente, evitando su extracción.

 

Dientes supernumerarios

Los dientes supernumerarios o hiperdoncia se dan cuando una persona presenta más dientes de lo que le corresponderían, 32 piezas en los adultos y 20 en los niños. Suelen tener una causa genética y descubrirse de manera rutinaria en una radiografía, pues es una situación que no presenta síntomas. No obstante requiere de tratamiento pues puede derivar con en importantes consecuencias para tu sonrisa, como retrasos o problemas en la erupción del resto de dientes, apiñamiento o mala oclusión en los niños, y problemas funcionales y/o estéticos en los adultos.

El tratamiento más habitual es la extracción de los dientes supernumerarios, si bien en el caso de los niños que están en proceso de recambio dentario deberán ser derivados a nuestros odontopediatras, que serán los encargados de valorar la conveniencia de extraer dichas piezas, y el momento oportuno para hacerlo. 

Es importante destacar que la hiperdoncia suele requerir de tratamientos adicionales como la ortodoncia para corregir determinados problemas consecuencia del exceso de piezas dentales, como pueden ser una mala oclusión o apiñamiento dental, y devolver de este modo a la boca una sonrisa perfecta.

Implantología

Es sin duda el tratamiento estrella cuando queremos recuperar uno o más dientes perdidos, al permitir devolver a la boca una dentadura totalmente fija y funcional, evitando otras soluciones más provisionales y molestas como un puente dental o, en el caso de la pérdida de muchas piezas dentales, una dentadura postiza.

El procedimiento es muy simple y consta de dos pasos. Nuestro especialista en implantología será el encargado de colocar el implante. Esto supone anclar una pieza de titanio al hueso, en una sesión rápida y que no requiere más que de anestesia local. Unos meses después, en los que se ha dado tiempo al organismo para que el hueso recubra el implante -la osteointegración- y le dote de un anclaje y una resistencia lo suficientemente fuerte, se procede a colocar una corona diseñada de manera individualizada para el paciente por ordenador, que se adaptará perfectamente al resto de su boca, permitiéndole recuperar una sonrisa completa, fija, estética y completamente funcional.

Si quieres saber más de los tratamientos de Implantología de Branz, visita la sección Implantología

Injertos óseos

La ausencia de una pieza dental puede causar una reabsorción ósea. El hueso que sustentaba esa pieza dental queda sujeto a un mayor desgaste con la masticación y otras funciones, y va perdiendo densidad y grosor. Por ello, muchas personas adultas cuando acuden al dentista solicitando un tratamiento de implantología, se encuentran con una sentencia que les impide recuperar su sonrisa: No tienen suficiente hueso para anclar los implantes.

En estas situaciones, la solución de emergencia suele ser una prótesis removible, una dentadura postiza. Una solución que resulta frustrante para muchos pacientes porque les condiciona su calidad de vida, al moverse, no quedar bien fijada y dejar huecos por los que se introducen restos de comida que pueden generar infecciones.

En Branz creemos que si falta hueso, lo que hay que hacer es generarlo de nuevo. Y como no es un proceso que realice el organismo de manera natural, recurrimos a injertos de hueso, ya sea artificial o del propio paciente, combinado con materiales biocompatibles. De este modo en unos meses recuperamos la cantidad de hueso que necesitamos para poder colocar los implantes con plenas garantías de éxito.

Elevación de seno

En ocasiones la falta de hueso del paciente es a la altura del hueso maxilar, donde están los molares, y no se debe a una reabsorción ósea sino al grosor de la superfície que recubre el seno maxilar, unas cavidades situadas a la altura del pómulo. Sus paredes suelen ser muy finas, impidiendo anclar con garantías un implante.

En estos casos la técnica más adecuada es la elevación de seno, que es rellenar el suelo del dicha cavidad, logrando un aumento óseo y una base adecuada en la que poder colocar los implantes. Sería por tanto una variante del injerto de hueso, si bien se diferencia del mismo en que no añade el material a la parte inferior del hueso -debajo de la encía- sino a la superior, lo que hace necesario llegar guirúrgicamente al seno maxilar. 

Tras unos meses para que el nuevo hueso se integre con el suelo del seno maxilar, se procede a la colocación de los implantes de manera convencional. 

 

VENTAJAS DE SER DE BRANZ

¡Porque el paciente es siempre lo más importante!

 

Ortodoncia TODOS los días

¡Olvídate de cuadrar agenda con tu ortodoncista!

Urgencias cualquier día de la semana

¿Un problema con tu tratamiento? ¡No esperes más!

Clinica sin dolor

¡Di adiós al miedo al dentista con nuestra sedación consciente!

Primera visita gratuita y sin compromiso

Queremos que veas lo que podemos hacer por ti. ¡Te enamorarás!

Facilidades de pago

Pregunta por nuestras opciones de financiación…

Miles de pacientes satisfechos

Compara opiniones, ¡te convencerás!

Un equipo entero de odontopediatría

¡Tus hijos, en ningún sitio como aquí!

Teléfono de emergencias 24 horas

¡Incluso en fin de semana o fuera de horario!

 

Deja que en Branz cuidemos de tu boca.

¡Y sonríe por muchos años!

VENTAJAS DE SER DE BRANZ

¡Porque el paciente es siempre lo más importante!

Ortodoncia TODOS los días

¡Olvídate de cuadrar agenda con tu ortodoncista!

Urgencias cualquier día de la semana

¿Un problema con tu tratamiento? ¡No esperes más!

Clinica sin dolor

¡Di adiós al miedo al dentista con nuestra sedación consciente!

Primera visita gratuita y sin compromiso

Queremos que veas lo que podemos hacer por ti. ¡Te enamorarás!

Facilidades de pago

Pregunta por nuestras opciones de financiación…

Miles de pacientes satisfechos

Compara opiniones, ¡te convencerás!

Un equipo entero de odontopediatría

¡Tus hijos, en ningún sitio como aquí!

Teléfono de emergencias 24 horas

¡Incluso en fin de semana o fuera de horario!

 

¿Quieres que tu hijo sonría por muchos años?

¿Quieres sonreír tu como un niño?

Ven a Branz y ¡vivirás una experiencia de lo más inolvidable!

Ven a Branz

Cuando nos visites por primera vez te vas a sorprender. En Branz te esperan unas instalaciones muy amplias y luminosas, con zonas independientes y tematizadas para adultos y para niños.

Queremos que te sientas especial. Por eso una persona estará esperándote para dedicarse completamente a ti y a los tuyos. Será la encargada de enseñaros todo el centro, de realizaros la primera revisión y de resolver todas las dudas que podáis tener.

Con ayuda de unas fotografías y una radiografía, valoraremos el tipo de tratamiento que necesitas en función de tu edad. Y te presentaremos al profesional que te revisará durante todo tu tratamiento, de principio a fin, estableciéndose un vínculo personal entre ambos. Porque en el terreno de la salud, la confianza lo es todo.

Ven a Branz

Cuando nos visites por primera vez te vas a sorprender. En Branz te esperan unas instalaciones muy amplias y luminosas, con zonas independientes y tematizadas para adultos y para niños.

Queremos que te sientas especial. Por eso una persona estará esperándote para dedicarse completamente a ti y a los tuyos. Será la encargada de enseñaros todo el centro, de realizaros la primera revisión y de resolver todas las dudas que podáis tener.

Con ayuda de unas fotografías y una radiografía, valoraremos el tipo de tratamiento que necesitas en función de tu edad. Y te presentaremos al profesional que te revisará durante todo tu tratamiento, de principio a fin, estableciéndose un vínculo personal entre ambos. Porque en el terreno de la salud, la confianza lo es todo.

¿TE QUEDA ALGUNA DUDA?

 

 

CONTaCTA CON NOSOTROS

¡TE ASESORAMOS!

Consentimiento

3 + 1 =

O ven a conocernos

+34 960 64 34 63

Avda. Vicente Mortes Alfonso 68 - Paterna

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat